fbpx


Starbucks y Coca Cola alzan la voz contra el odio racial

Starbucks y Coca Cola han decidido suspender sus campañas en redes sociales de Estados Unidos para expresar así su rechazo al al discurso de odio de racial

 

 

Starbucks anunció el domingo que «pausará» sus anuncios en todas las redes sociales de Estados Unidos para mostrar su «oposición al discurso de odio» que se extendió en esos espacios, sumándose a iniciativas similares de otras conocidas marcas.

 

 

«Creemos que se necesita hacer más para crear comunidades acogedoras e inclusivas en línea, y que tanto empresarios como políticos deben sumarse», escribe la cadena de cafeterías.

 

 

«Tomaremos un descanso de la publicidad en todas las plataformas de redes sociales mientras continuamos las discusiones internas con nuestros socios de medios y organizaciones de derechos civiles para terminar con el discurso del odio».

 

 

Este anuncio está en la misma línea que el formulado por el gigante de alimentos y cosméticos Unilever , que anunció una «pausa» similar el viernes.

 

 

Todas las redes sociales, muy especialmente Facebook, son criticadas por no hacer lo suficiente para eliminar las publicaciones racistas o de odio de sus respectivos sitios.

 

 

La NAACP, la organización afroestadounidense de derechos civiles, y la Liga Anti Difamación, convocaron a un boicot a las publicidades en Facebook durante el mes de julio.

 

 

Starbucks no está específicamente asociada a esta acción.

 

 

Las críticas a las redes sociales han aumentado desde la muerte de George Floyd, un hombre negro asfixiado por un policía blanco en Minneapolis a fines de mayo.

 

 

La filmación del hecho conmocionó a todo el mundo y generó manifestaciones antirracistas masivas en Estados Unidos y en otros países.

 

 

La propia Starbucks, que emplea a numerosos integrantes de minorías raciales, no está exenta de críticas.

 

 

En abril de 2018, las reacciones a la detención de dos hombres negros en un Starbucks en Filadelfia llevaron al grupo a cerrar por una tarde sus 8.000 cafés en Estados Unidos para impartir a sus empleados un curso de capacitación en diversidad racial.

 

 

Coca-Cola, que invierte enormes cantidades de dinero en anuncios, comunicó este viernes que iba a suspender por al menos 30 días sus publicidades en redes sociales, como parte de una campaña contra el racismo en esas plataformas.

 

 

«No hay lugar para el racismo en el mundo y no hay lugar para el racismo en las redes sociales», dijo James Quincey, el director ejecutivo del gigante mundial, en un breve comunicado.

 

 

Quincey exigió a las redes sociales mostrar una mayor «transparencia y responsabilidad», después de que otras marcas decidieran retirar sus anuncios de ellas para obligarlas a suprimir más contenidos que inciten al odio.

 

 

Coca-Cola aprovechará ese periodo para «hacer un balance sobre (sus) estrategias publicitarias y ver si necesita revisarlas», explicó el director ejecutivo.

 

 

El gigante estadounidense de los refrescos precisó al canal CNBC que ese «descanso» no significa que se une al movimiento lanzado la semana pasada por asociaciones de defensa de los afroestadounidenses y de la sociedad civil.

 

 

Esa campaña, llamada #StopHateForProfit («Basta de odio para obtener beneficios»), propone boicotear los anuncios en Facebook en julio y cuenta con el apoyo de varias organizaciones antirracistas como la Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) y la Liga Antidifamación judía.

 

 

Su objetivo es lograr una mejor regulación de los grupos que inciten al odio, al racismo y a la violencia en las redes sociales.

 

 

Ante la presión recibida, Facebook endureció sus políticas de moderación de contenidos al prohibir más tipos de mensajes de odio en los anuncios publicitarios y comenzar a colocar advertencias a las publicaciones problemáticas que decida no eliminar.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: