(FILES) In this file photo taken on March 30, 2020 the logo of US online retail giant Amazon is seen at the distribution center in Staten Island in New York. - Amazon said on November 17, 2020 it was launching an online pharmacy for US consumers, who will be able to order prescription medications directly from the e-commerce giant's website or mobile app. The move comes two years after Amazon acquired PillPack, an internet pharmacy offering pre-sorted dose packaging and home delivery. (Photo by Angela Weiss / AFP)


¡Ya párale, Amazon! La empresa lanzará su servicio de farmacia en línea

(AFP) Amazon anunció este martes el lanzamiento de una farmacia en línea para consumidores estadounidenses, que podrán solicitar medicamentos recetados directamente desde su sitio web o una aplicación para móvil del gigante del comercio electrónico.

 

 

La iniciativa se implementa dos años después de que Amazon adquiriera PillPack, una farmacia en Internet que ofrece envases de dosis preclasificados y su entrega a domicilio.

 

(Photo by Johannes EISELE / AFP)

 

«Diseñamos Amazon Pharmacy para priorizar a los clientes, llevando la obsesión del cliente de Amazon a una industria que puede resultar incómoda y confusa», expresó TJ Parker, vicepresidente de la nueva unidad.

 

 

«Trabajamos duro detrás de bastidores para manejar las complicaciones sin contratiempos, de modo que cualquier persona que necesite una prescripción pueda comprender sus opciones, hacer su pedido al precio más bajo disponible y recibir su medicamento rápidamente», explicó.

 

 

Desde hace tiempo, trascendieron rumores de que Amazon está interesada en el negocio de las farmacias, y la entrada de un nuevo y poderoso jugador podría sacudir este mercado dominado por grandes cadenas estadounidenses como CVS y Walgreens.

 

 

Un comunicado de Amazon señaló que PillPack continuaría operando como una unidad distinta dentro de Amazon Pharmacy para los clientes que usan el servicio.

 

 

El gigante estadounidense también garantizó que cumpliría con las leyes de privacidad de la salud de Estados Unidos y que no ofrecería ciertos medicamentos controlados como los opioides.