fbpx


¡VeraChérnobil! La central nuclear de la CFE estuvo en alerta naranja

34 años después, la explosión de la planta nuclear de Chernobyl se mantiene a flor de piel no solo porque el área sigue siendo inhabitable, sino también porque nos demuestra lo peligrosa que es la energía nuclear y cuántos estragos puede dejar si se sale de control.

 

 

Y bueno, aunque Chernóbil está al otro lado del mundo, en Ucrania, parece ser que en México tampoco nos escapamos de este tipo de acontecimientos porque, según El País, la única central nuclear de generación eléctrica que hay en México, la de Laguna Verde en Veracruz, estuvo en altera naranja tras existir un fallo en sus procesos de rutina en el recambio de uranio enriquecido.

 

 

Aunque esto ocurrió el pasado 3 de septiembre, apenas nos vamos enterando, y eso que el riesgo duró 13 horas. Big chale.

 

 

Para acabarla de amolar, los testimonios recogidos por El País señalan que historias similares —con el riesgo de Alerta Naranja en la central nuclear— se han presentado también en octubre y a principios de diciembre. Ay nanita.

 

 

 

¿Qué pasó?

 

Este susto, que no dio nada de gusto, se dio debido a un procedimiento de rutina que se realiza cada 18 meses.  De acuerdo con el reportaje publicado por Emilio Godoy, basado en un reporte de 13 páginas elaborado por la propia Comisión Federal de Electricidad (CFE), la bronca estuvo al momento de cambiar las varillas de uranio que alimentan la estación. ¡Esto huele a DARK!

 

 

En palabras simples: todo se salió de control al reemplazar las varillas de uranio y llevarlas a una alberca que las almacena hasta que pierden radioactividad. En ese proceso se cambian unas cosas llamas “impulsores de la barra de control” que, según lo que explica el que hizo el reportaje, son las encargadas de alivianar al rector nuclear para evitar que su potencia vaya más allá del 100%.

 

 

La Alerta Naranja se derivó de un movimiento en las compuertas de protección.

 

 

Mientras se estaba llevando a cabo el reemplazo de varillas de uranio, se retiraron las compuertas de protección que separa la alberca donde tiran las usadas del reactor central. El País revela que este reporte —con el número 102649— señala que el riesgo de las maniobras en el reactor sin mecanismos de seguridad duró 13 horas.

 

 

La central de Laguna Verde comenzó a operar en 1990 con una vida útil de aproximadamente 40 años, pero los reportes de sus retrasos en el funcionamiento, fallas de seguridad o despapayes administrativos tienen rato. Es más, en 2017 se reportó que la central pasó todo el año en Alerta Amarilla por broncas con su generador de diesel de emergencia. Achis achis.

 

 

En este 2020, la Secretaría de Energía renovó por otros 30 años la licencia de operación. ¡Ya párenle!

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: