¡Ya se armó! La consulta para enjuiciar expresidentes ya es un hecho

Desde que el señor presidente, Andres Manuel López Obrador, tomó su cargo, la cuestión de enjuiciar a la raza pesada que ya salió de la presidencia se puso sobre la mesa.

 

 

Desde entonces, “la mafia del poder” que ha dejado al país como está ha estado en la mira y la sonada consulta para enjuiciar a los expresidentes lentamente comenzó a verse más posible. Y bueno, este jueves ese “sueño se hizo realidad”, pues, con seis votos a favor y cinco en contra, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ha declarado esa consulta popular constitucional.

 

 

Esto quiere decir que como la SCJN la respalda y afirma que llevarla a cabo no rompe las normas ni tampoco violenta los derechos humanos, eso sí, tendrá que cambiarse la pregunta que se le hará a la gente con el fin de saber si están a favor o en contra del juicio a cinco expresidentes.

 

 

La discusión de la propuesta del presidente López Obrador pasó por varias etapas. En una primera los ministros abogaron en su mayoría más por la inconstitucionalidad al resaltar qué tanto de viabilidad había en consultar si alguien debía ser juzgado o no, pero desde la visión de las víctimas.

 

 

El alboroto de el a favor o en contra fue, más que nada, por el estatuto de si se violaban o no las garantías individuales, ya que estos no pueden “ser restringidos en una consulta”. Se hizo énfasis en que “la persecución de los delitos es tarea del Estado y no puede someterse a la decisión popular”. Pero, vamos, ya sabemos que ellos son intocables y nunca llegaría tal justicia si no es de esta manera (aunque solo se quede en consulta, ya se logró algo nuevo).

 

 

Igual se iba a hacer

 

 

Si no se hubiese aprobado, la verdad es que AMLO tenía su as bajo la manga, porque ya había dicho que se iba a aventar una reforma para modificar el artículo 35 de la Constitución con tal de que la posibilidad de la consulta para enjuiciar expresidentes no quedara cancelada.

 

 

No hay que olvidar que, de acuerdo con Sopitas, en 2019 hubo otra reforma a este artículo y hasta se convirtió en decreto para que las consultas populares se llevarán a cabo con el visto bueno de la SCJN y aunque no dio muchos detalles de lo que ahora busca con la reforma, es probable que sea saltarse a la Suprema Corte para hacer las consultas sin previa autorización.

 

 

Así es, el presidente aplica el Sorry not sorry con tal de acabar con “la mafia del poder”.

 

 

«Llevar a cabo una consulta no significa violar ninguna garantía, al contrario es darle al pueblo su libertad para ejercer la soberanía y no es violatorio de derechos humanos porque se tiene que llevar a cabo en el caso de que los ciudadanos decidan que se inicien los procesos o continúen los procesos en contra de los ex presidentes, no hay juicio sumario, no hay una vía extrajudicial», había dicho el presidente.

 

 

 

 

Ahora a esperar, porque esta votación ciudadana será nacional.  Y por si ya se te había olvidado, los expresidentes que entrarían en esta “caza de brujas” son Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.