Así vivimos el Festival de las Luciérnagas

Riendo, cantando, bailando y probando una que otra maravilla, el festival de las Luciérnagas nos recibió con los brazos abiertos.

Iniciamos esta travesía con un hermoso mercadito de artesanías mexicanas, plantas, joyas y mezcales super ricos.

Lee:Festival de café, chocolate y otras delicias en Toluca

Fotos: Daniel Rodríguez

Al salir nos encontramos con la sorpresa de que los amigos invisibles fueron los encargados de ambientar el Festival y vaya que lo lograron.

Desafortunadamente la lluvia hizo que se suspendiera el concierto por temas de seguridad.

Te puede interesar: Estacionamientos aesthetic en Toluca

Y lo que todos esperábamos, ver a las Luciérnagas.

Para poder observarlas nos desplazamos a un bosque medio alejado de la sociedad.

Al llegar nos dijeron las reglas que eran no usar el teléfono, no usar el flash en las cámaras y mantenernos en silencio para no espantar a las luciérnagas.

Durante la caminata, las luciérnagas se aparecían iluminando el camino poco a poco parecido a un cuento de hadas.

Fotos: Daniel Rodríguez

El recorrido duró una hora pero la experiencia será eterna y estamos muy felices de haber asistido.