Habitar el mundo bailando: Valeria Sánchez

“LA DANZA ES UN MOMENTO EFÍMERO EN EL QUE TIENES QUE ESTAR HABITANDO EL AHORA. ES UNA ACTIVIDAD EN CONJUNTO. CUANDO TE ENCUENTRAS CON OTROS CUERPOS, CONSTRUYES COMUNIDAD, LAZOS Y VÍNCULOS”, DICE VALERIA SÁNCHEZ ESCALONA, EGRESADA DE LA LICENCIATURA EN COMUNICACIÓN, Y ESTUDIANTE DE LA LICENCIATURA EN DANZA DE LA UAEMEX. SU PASIÓN POR LO CORPÓREO HA LOGRADO TRASCENDER LAS AULAS.

Otra forma de bailar

Cuando hablamos de danza solemos asumir que se trata de ballet o el género contemporáneo, pero hay otras formas de bailar el mundo, como la que nos presenta Valeria. 

La danza folclórica es “una forma muy alegre de bailar, los colores, el vestuario, la música, el código corporal. Todo este conjunto me cautivó desde mi acercamiento a la danza”, nos cuenta Valeria. 

Este estilo de danza “se desarrolló para presentar algunos rasgos de algunos pueblos tradicionales, y con el paso del tiempo se transformaron en espectáculo”; representa y recupera elementos culturales que nos ayuden a descubrir quiénes somos como mexicanxs.

Pese a todo el cariño que destila al hablar de la danza folclórica, Valeria tiene conciencia de los vicios en los que se puede caer en esta disciplina: “debemos estar en constante crítica para no reproducir ideas racistas, clasistas ni mucho menos caer en la apropiación cultural”. 

Valeria insiste en que la puesta en escenas no es un retrato fiel de las comunidades mexicanas 

También se dedica a sembrar en Toluca la danza folclórica para generar mejores maneras de relacionarnos. 

TE RECOMENDAMOS: KM: POR MÁS LOMITOS FELICES EN EL MUNDO

La danza en la Universidad

-¿Qué significó para ti que la UAEMex ofreciera la licenciatura en Danza?

“Para mí, fue realizar un sueño. Yo siempre quise estudiar danza de manera profesional […] porque es una manera de comunicar, de transformar, de tomar postura, una forma de habitar el mundo. La Universidad tiene la responsabilidad de darle este espacio y me resulta muy digno que ya exista ”. Ella no tiene dudas: la danza le pertenece y ella le pertenece a la danza.

Previo a que existiera la licenciatura, Valeria se dedicó a crear los espacios en los que se pudieran impartir talleres de danza. Nunca encontró límites para seguir viviendo su pasión.

La danza nos ayuda a construirnos como mejores personas, porque aprendemos a sentir a la otra, a compartir un mismo espacio y habitarlo en conjunto, “es una manera de aprender a atravesar el dolor”. Qué mejor receta que sanar las heridas en colectivo y con un buen ritmo.

Fotos: Daniel Rodríguez

Para que no digas que no hay quién se preocupe por acercar la danza folclórica a la gente, visita La Danzadera, un proyecto multiplaforma de esta bailarina 

La Danzadera

Así se llama el proyecto personal de Valeria, con el que busca difundir el apartado histórico de la danza. 

En su paso por la Universidad, Valeria descubrió que no había ninguna plataforma digital hispanohablante que hablara sobre historia de la danza. Decidió tomarlo como un reto y un compromiso para compartir sus conocimientos. El principal interés de sus plataformas en Internet es traducir los textos especializados a un contenido más digerible y coloquial.

Descubre su propuesta guapachosa y anímate a inscribirte a sus talleres: Danza Folclórica, en la Facultad de Derecho, o Expresión Corporal, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales.