fbpx

Minneapolis en llamas #JusticiaParaGeorgeFloyd

Estados Unidos y el mundo entero se encuentra indignado por el asesinato de Geoge Floyd, un hombre afroamericano de 46 años al que le fue arrebatada la vida. ¿La razón? El color de su piel.

 

El pasado lunes, George fue arrestado por la denuncia de la cajera del lugar quien aseguraba que este hombre buscaba pagarle con dinero falso. Dos oficiales de Minneapolis arribaron al lugar y uno de ellos sometió a Floyd, quien no se encontraba armado y cedía a las advertencias de la policía. En el video que circula en redes se puede ver al oficial asfixiando a Floyd mientras este implora que lo deje respirar. La muerte de este hombre se determinó como asfixia causada por la constante presión que el oficial ejerció en el cuello de la víctima.

 

Tras este acto de crueldad y racismo, el país americano ha puesto las calles de cabeza. En Minneapolis la estación de policía ardió en llamas y los saqueos se mantienen activos desde la noche del martes. Durante las protestas, la policía lanzó gas lacrimógeno para dispersar a los manifestantes que salieron a las calles de Minnesota.

 

 

Pese a la cuarentena, la rebelión ante el racismo se ha convertido en un asunto multi-racial congregando a musulmanes, judíos, asiáticos, afroamericanos, latinos y gente blanca en las calles para exigir justicia en el caso de George Floyd.

 

De acuerdo con los reportes del sitio web It’s Going Down, la situación en Minneapolis es muy tensa. Las bandas locales salieron a las calles para defender a los manifestantes de las milicias armadas de extrema derecha que patrullan la ciudad y defienden las grandes tiendas de los saqueadores. Las iglesias abrieron sus puertas para albergar a los manifestantes durante los ataques de gas lacrimógeno de la policía. Los conductores de autobuses se niegan a transportar a decenas de personas atrapadas por la policía.

 

Cuatro agentes han sido despedidos y el alcalde de la ciudad, Jacob Frey, dijo que ser negro «no debería ser una sentencia de muerte», con esta declaración pidió que se presenten cargos contra el policía que aparece en el video.

 

George Floyd se une a la interminable lista de gente afroamericana víctimas de la violencia policial.

 

Hoy el grito de justicia no es solo por George, es por Breonna Taylor, quien fuera asesinada por policías de Louisville tras recibir 8 disparos.

 

Por Ahmaud Arbery, un chico de 25 años que perdió la vida tras recibir un disparo en medio de la calle.

 

Por Tamir Rice, un niño de 12 años que recibió un disparo por parte de un oficial de Ohio. Tamir jugaba con una pistola de juguete en esos momento.

 

Por Trayvon Martin, un estudiante de secundaria de 17 años que fue asesinado por caminar en las calles a altas horas de la noche.

 

Por Oscar Grant, un joven de 22 años que murió tras recibir un tiro en la espalda por encontrarse en el lugar equivocado a pesar de no poner resistencia a su detención.

 

¿En qué coinciden estas muertes? Cada uno de ellos era afroamericano. A cada uno de ellos lo asesinaron por ser un peligro para la sociedad debido a su color de piel.

#JusticeForGeorgeFloyd

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: