fbpx


¿No sabes qué ver? Checa estos impactantes documentales sobre crímenes reales

En esta cuarentena lo que nos puede sobrar es tiempo y como es probable que tus opciones ya se hayan acabado, queremos recomendarte algunos documentales que te pueden quitar el aburrimiento durante el fin de semana.

 

 

En el mundo abundan las historias reales perturbadoras de ciertos crímenes que, o no se han resuelto, o siguen impactando debido a la manera en la que fueron cometidos. Y para que cambiemos un poco el chip de las recomendaciones, aquí te numeramos algunos de los mejores documentales de este tipo.

 

 

 

Jeffrey Epstein: Asquerosamente rico (2020)

 

 

Empezamos con uno de los más polémicos y que recientemente ha dado mucho de qué hablar ante las nuevas revelaciones que hay salido a la luz.

 

 

El caso: Jeffrey Epstein es una de las figuras más misteriosas de las últimas décadas, y aunque se había mantenido en las sombras, la revelación de su red de prostitución de menores en su mansión de Palm Springs (a la que muchas veces asistió Trump) que no solo se quedó en California, sino que, supuestamente, llegó a tener clientela de todos las élites económicas y estratos políticos del mundo.

 

 

Si bien su relación con Trump es lo que lo mantiene en la conversación pública, su extraño suicidio en prisión levanta aun más dudas y todas las leyendas urbanas que le rodean han dado incluso para un genial episodio final de la cuarta temporada de ‘The Good Fight’.

Velo en Netflix.

 

 

 

 

The Staircase (2018)

 

 

El caso: El 9 de diciembre de 2001, Kathleen Peterson apareció muerta en las escaleras de su mansión de Durham, en Carolina del Norte. Lo misterioso fue que no se halló arma homicida ni había un motivo aparente para su deceso. Sin embargo, las heridas que fueron encontradas en el cuerpo no parecían ser de la caída por las escaleras, más bien, indicaban que había sido víctima de una paliza. Y ahí, el foco se puso en su marido, el escritor Michael Peterson, que acabó siendo encarcelado y, años después liberado. Los detalles de esta historia te dejarán de piedra.

 

 

Ya lo dijo Robert de Niro sobre el caso: «Simplemente, necesitas saber qué pasó».

Puedes verlo en Netflix.

 

 

 

 

The Keepers (2017)

 

 

El caso: La hermana Cathy desapareció en noviembre de 1969 y su cuerpo sin vida fue encontrado junto a un vertedero dos meses después. Nada fue un accidente, pues la autopsia reveló que la monja había sido golpeada infinidad de veces en el cráneo. ¿Quién fue el culpable? Casi 50 años después todavía es un misterio.  Lo más terrible del caso no es la muerte de esta mujer, sino toda la red de abusos sexuales que se descubrieron en la escuela católica de Baltimore en la que Cathy había sido profesora: los curas habían abusado de muchas alumnas e incluso llegaron a traficar con ellas. Todo apunta a que Cathy lo sabía. ¿Es hora de atar los cabos sueltos?

 

 

Esta producción mezcla testimonios de las víctimas abusadas, además de hacer énfasis en el impacto que tuvo el caso en la década de los 70.

 

Échale un ojo, está en Netflix

 

 

 

 

 

Making a murderer (2015)

 

 

El caso: Un claro relato de lo “fácil” que es crear un caso e inculpar al sujeto incorrecto. En esta producción conoceremo la interminable historia de Steven Avery, original de Wisconsin, que cumplió condena en prisión durante 18 años por un crimen (la agresión sexual e intento de asesinato a Penny Beerntsen) que, tantos años después, se demostró que no había cometido. Pero, ¿por qué es tan perversa la historia? El tipo fue liberado en 2003, pero volvió a los titulares en 2005 cuando fue acusado del asesinato de la fotógrafa Teresa Halbach, y volvió a la cárcel en 2007. ¿Qué esconde este extraño caso de acusaciones y equívocos?

 

 

Lo más interesante de esta producción es que se filmó por 10 años, siguiendo el proceso y la investigación que rodeaban al caso Avery. El dato más impactante es que el impacto que tuvo el proceso en la sociedad estadounidense llevó a que más de medio millón de personas firmaran una petición dirigida a la Casa Blanca para que indultaran al criminal. ¡¿Qué?!

También está en Netflix.

 

 

 

 

 

 

Wild Wild Country (2018)

 

 

El caso: La secta Rajneesh se reveló en los años 80 como un auténtico fenómeno de masas. Su líder, Bhagwan Shree Rajneesh, junto con su mano derecha, la ya famosa Sheela, fundó un misterioso movimiento que escondía muchos más secretos y negocios turbios de los que quería aparentar. Algo extraño ocurría en esa secta que se trasladó desde la India hasta un pueblo perdido de Oregón (EEUU) para construir con miles de seguidores fanáticos una ciudad utópica. ¡Te dejará con la boca abierta y temblando de miedo!

 

 

Aunque salió hace dos años, su estructura de thriller y que cada capítulo es más interesante y sorpresivo que el otro lo hacen digno de un maratón.

Velo en Netflix.  

 

 

 

 

 

El caso Alcàsser (2019)

 

 

Otro caso tétrico que dio mucho de qué hablar en España y el mundo entero. La noche del 13 de noviembre de 1992, Miriam, Toñi y Desirée, tres jóvenes del municipio valenciano de Alcàsser, desaparecieron mientras hacían autostop para llegar a una discoteca en Picasent. El 27 de enero, 75 días después de la desaparición, encontraron sus cadáveres en una fosa de La Romana, una zona cercana al Pantano de Tous. Las investigaciones revelaron que los culpables habían sido Miguel Ricart, que solo cumplió 25 de los 170 años a los que había sido condenado; y Antonio Anglés, sujeto del que hasta la fecha se desconoce su paradero.

 

 

El tratamiento macabro que se le dio a esta serie al retransmitir el dolor de los familiares de las víctimas fue lo que hizo polémico el caso en España.

 

Chécalo en Netflix.

 

 

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: