Por si las emociones de la pandemia no son suficientes, regresa Six Flags

Como si el COVID19 ya se hubiera extinguido y esta pandemia fuera algo del pasado, las buenas nuevas (¿lo son?) para los que ya no toleran estar en casa llegaron con el anuncio de Six Flags sobre su reapertura.

 

 

El parque de diversiones más popular de la Mexico City compartió un video en sus redes sociales para anunciar la reapertura de sus instalaciones el próximo 23 de octubre. Según el post, tienen todo listo para divertirse y, al mismo tiempo, garantizar la seguridad y salud de los atrevidos que vayan a irse a dar una vuelta.

 

 

Aunque el lugar operará al 30% de su capacidad y seguirá un plan que, según el comunicado fue cuidadosamente creado a través de una asesoría de epidemiólogos, parece ser que no a toda la gente le ha convencido la idea.

 

 

Las medidas sanitarias que se van a emplear son las clásicas como la toma de temperatura a la entrada, el control de sana distancia, la implementación de un sistema de reservación, la sanitización constante de todas las áreas, la colocación de estaciones de gel antibacterial, hasta algunas más “pro” como la separación de los visitantes en cada juego mecánico, la introducción de equipos de protección individual en los puestos de comida para separar a los visitantes de los empleados.

 

 

Checa todo el protocolo aquí: https://sixflags.com.mx/es/mexico/plan-your-visit/safety-protocols

 

Lo que dice la gente

 

Aunque SixFlags está muy orgulloso de su “hazaña” para “salvar” el 2020, la gente se ha encendido en redes porque, como es obvio, esta pandemia sigue con todo y los decesos no dejan de ir en aumento, además, andamos en el pico más alto de contagios (otra vez).

 

 

Claro que está el bando que agradece a la vida el que por fin se reactiven las actividades de este tipo y alegan que no pueden renovar su membresía… Son pocos, pero los hay.

 

 

Si no nos crees, júzgalo por ti mismo.

 

En el lado de los ingenuos que creen que es una buena idea asistir al parque tenemos:

 

 

 

Los que están más que molestos: