fbpx

Tecnología con corazón

En medio de la gran crisis de salud que estamos viviendo a nivel mundial han destacado personas, negocios e iniciativas que nos hacen recuperar la confianza en la humanidad. Think 3D, una pequeña empresa de impresión 3D, es un ejemplo de ello, pues ha dejado de lado sus encargos cotidianos y se ha comprometido a imprimir caretas para después donarlas a los hospitales de Toluca y Metepec. Conoce toda la historia aquí y apoya esta gran iniciativa.

Ayax Marín Hurtado y Gerardo Benhumea Gómez se conocieron en la universidad y, tras egresar como licenciados en el año 2010, decidieron crear un proyecto juntos. Así nació Think3D, su micro empresa dedicada a la impresión y prototipado de impresión 3D.

 

Desde que comenzó la cuarentena, Think 3D se ha sumado a la labor de bridar apoyo al sector médico, dedicándose a la impresión de caretas para la protección de quienes deben estar en contacto con pacientes con COVID-19.

 

«Uno de los mayores retos que enfrenta el sector salud ante la pandemia provocada por COVID-19 es tener los suministros de protección suficientes, algo que podría resolverse usando la tecnología de impresión 3D», comenta Gerardo Benhumea.

Gracias a su conocimiento en la producción de objetos en 3D, estos emprendedores decidieron que podían ayudar a enfrentar la crisis sanitaria tal y como lo han estado haciendo distintas empresas en todo el mundo. Además, debido a que Joseph Prusa, un empresario sueco dedicado a la fabricación de impresoras 3D, realizó un diseño de caretas y lo difundió para uso y fabricación libre a lo largo del mundo, Ayax y Gerardo lograron acceder a este diseño europeo para adaptarlo a las necesidades del sector salud mexiquense.

 

«Este proyecto, como en todos lados, es exclusivamente para donación al personal que se encuentra al frente de la batalla contra el virus. Estaremos construyendo caretas para médicos y personal de hospitales ya que la escasez de insumos de protección aumentará conforme lo hagan los casos de contagio”, comenta Ayax Marín.

 

Aunque Think 3D está realizando caretas sin parar las 24 horas, todos los días de la semana, no ha logrado cubrir las necesidades sanitarias a nivel Estado de México, sin embargo, muchos ciudadanos se han unido a su causa donando insumos, materiales y hasta apoyos económicos.

Cada careta tarda aproximadamente 5 horas en imprimirse y al solo contar con una impresora, Gerardo y Ayax trabajan el día completo para producir cinco carretas diarias. Por ello, con lo que se recaude de las donaciones, buscarán conseguir una nueva impresora que les ayude a doblar la producción para así enfrentar las fases más peligrosas de la contingencia en México.

 

Para asegurarse de que estos implementos lleguen a quienes más lo necesitan, Think 3D se encarga de entregarlos personalmente y difunde estos momentos a través de sus redes sociales.

¿Cómo apoyar?

 

Los materiales PETG, ABS y PLA son los únicos aprobados por las instituciones médicas de todo el mundo para la fabricación de caretas, pues poseen baja porosidad, lo cual impide que las partículas se queden adheridas a las superficies, dada su flexibilidad y resistencia. Debido a estas cualidades, son ideales para aguantar las largas jornadas que el personal médico enfrenta hoy en día. Si está en tu posibilidad, puedes aportar algunos de estos componentes.

También se requieren pastas de engargolado transparentes, para los visores, y ligas.

 

 

Conoce su proyecto y apóyalos en:

FB: @impresion3DThink

IG: @Think3D_Mx

Twitter: @Think3dM

WhatsApp: 729 100 3097

Web: www.think3d.com.mx

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: