Bocados de tradición de Toluca: Fonda Don Carlos

Fotografías: Fanny Aldana y Daniel Rodríguez

CONMEMORAR UNA CIUDAD IMPLICA HABLAR DE SU ARQUITECTURA Y TRADICIONES, PERO TAMBIÉN DE SU GENTE Y DE SU COMIDA, PORQUE SI ALGUIEN SABE DEL AMOR A UN SITIO SON LAS PERSONAS QUE HAN ALIMENTADO A GENERACIONES ENTERAS. Y COMO ESTE 2022 TOLUCA CUMPLE 500 AÑOS, DECIDIMOS TRAERTE LOS LUGARES MÁS EMBLEMÁTICOS DE ESTE SITIO, OLDIES BUT GOODIES, CONTADOS POR QUIENES LOS HACEN POSIBLES. 

Fonda Don Carlos

Héctor Ang, mejor conocido como “El pollo”, es heredero de uno de los lugares más tradicionales de Toluca: Fonda Don Carlos. Su padre abrió este negocio por ahí de 1970. Al inicio se llamaba “Lerdo chiquito”, pues se ubicaban en esa calle, justo a un lado del Teatro Morelos; entonces la gente que trabajaba en las oficinas de la zona empezó a frecuentar la fonda, hasta que esta se convirtió en un restaurante de tradición para los funcionarios públicos y sus invitados.

En los 90 esta tradición culinaria cambia de nombre y se convierte en “Fonda Don Carlos”, donde actualmente se sigue guisando la tradición en cazuelas de barro que, desde los orígenes de este sitio, han dado un sabor especial a cada alimento que aquí se prepara. 

Todos los días puedes encontrar 8 guisados distintos

Chicharrón en salsa verde, verdolagas con carne de cerdo, costillas en salsa verde, riñones de res en salsa verde —receta exclusiva de Fonda Don Carlos—, pancita de res —pa’ la cruda—, espinazo con mole verde, albóndigas en chipotle, chile macho —carne de res en chile pasilla —y, por supuesto, frijolitos para acompañar y el delicioso pan de amasijo, elaborado en el tradicional horno de ladrillo.

Héctor ha visto crecer a mucha gente de Toluca y él creció junto con ella. Más allá del negocio familiar, existe un sentimiento de gratitud hacia la ciudad que recibió a sus abuelxs, quienes llegaron desde China en la década de los 30. Sabe bien que ganarse un lugar siendo foráneo cuesta mucho trabajo. Más que un negocio, la familia Ang encontró en Toluca su verdadero hogar. Por eso Héctor se mantiene firme en “seguir la huella de mi papá: nunca debes bajar ni cantidad ni calidad, para que siga la tradición. Eso es lo que él me encargó y hasta la fecha, lo mantengo”. 

TE SUPER RECOMENDAMOS: ¡SENTADITOS TODOS Y SIN GRITAR, QUE LA LOTERÍA TOLUQUEÑA ESTA A PUNTO DE COMENZAR!

Aquí no solo te recibirán con una gran sonrisa, como le gusta hacerlo a Héctor personalmente; no solo probarás un sabor casi único en la ciudad, también podrás saltar a la “pared de la fama” y dejar como legado tu fotografía con el buen Pollo. De este lugar, ten por seguro que sales con la barriga llena, el corazón contento, una foto enmarcada y un gran amigo. 

Precios: $70 a $80

Horario: lunes a domingo de 8:00 a 17:00 hrs.

Ubicación: Melero y Piña 317, col. Vértice, 50090

Facebook: Fonda Don Carlos


PRÓXIMAMENTE FONDA DOÑA OFE