fbpx

Estudiantes tarahumaras hacen gel antibacterial a base de hierbas endémicas

Durante la pandemia de COVID-19 muchas personas han intentado ayudar de diferentes maneras, y realmente nos hemos llevado muchas sorpresas: gente que que reparten comida a los desprotegidos; los diseñadores que se han dedicado a fabricar guantes, cubrebocas y batas; los cantantes que buscan hacernos pasar un rato ameno con sus conciertos vía streaming; los conductores que transportan gratuitamente al personal médico; o los que simplemente demuestran empatía siguiendo al pie de la letra las indicaciones del personal de salud al quedarse en casa y mantener la sana distancia.

 

Dentro de estas medidas preventivas se encuentra el lavado constante de manos y uso de gel antibacterial, lamentablemente, en muchas partes del mundo las personas no tienen la facilidad de acceder a estos recursos. Así pasa en el municipio de Guachochi, Chihuahua, donde el COVID-19 ya contagió a varias personas.

 

Por esa razón, Marely Bustillos, alumna de la carrera de Agricultura Sustentable y Protegida de la Universidad Tecnológica Tarahumara (UTT), y el químico Ricardo Elihel Villalobos crearon un gel antibacterial a base de plantas endémicas de la región que tienen propiedades antisépticas. La base principal de la mezcla contiene la raíz de la planta silvestre lingusicum porteri, conocida entre los rarámuris como “chuchupate”, también le agregaron yerbabuena y las combinaron con alcohol.

La elaboración del producto se logró gracias a un método de filtración por calor que permitió obtener el aceite del chuchupate; también se obtuvo un macerado de yerbabuena con alcohol.

 

En esta primera oportunidad, varios alumnos de la universidad fabricaron 200 frascos de 250 mililitros que serán repartidos entre la comunidad indígena para así reforzar las medidas sanitarias requeridas:

 

“Elaboramos este gel pensando en favorecer a nuestra comunidad indígena y de escasos recursos, pues son ellos quienes prácticamente nos mostraron que podíamos aprovechar la materia prima que nos brinda la Sierra Tarahumara para prevenir el contagio del Covid-19”, mencionó Carlos Servando Chávez Tiznado, rector de la UTT, quien también aprovecho la oportunidad para felicitar a la alumna y al catedrático.

 

La UTT se encuentra en el Álamo, Chihuahua, estado que hasta la fecha reporta 212 casos confirmados de coronavirus y 46 muertes.

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: