fbpx


Vacuna en crisis: AstraZeneca suspende ensayos tras extraña enfermedad en paciente

¿Recuerdan que estábamos emocionados porque la vacuna de AstraZeneca era la que íbamos a producir en colaboración con Argentina? Las malas noticias tienen que ver con este asunto.

 

 

Resulta que, de acuerdo con reportes de EFE, la vacuna que desarrolla dicho laboratorio en colaboración con la Universidad de Óxford ha suspendido su desarrollo debido a que uno de los pacientes de las pruebas de fase 3 desarrolló “una enfermedad potencialmente inexplicable”.

 

 

“Esta es una acción de rutina que sucede siempre que hay una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos mientras se investiga, asegurándonos de que se mantiene la integridad de los estudios”, indicó el portavoz a la cadena CNBC y el medio especializado Stat.

 

 

Según lo que indicó el portavoz de los ensayos, el voluntario que se enfermó reside en el Reino Unido y se desconoce la razón por la cual desarrolló la reacción adversa.

 

 

En el comunicado oficial de AstraZeneca se especifica que ya se ha activado un proceso de revisión estándar para que un comité de expertos independientes «revise los datos de seguridad de un único evento de una enfermedad inexplicable que ocurrió en el ensayo de fase 3 del Reino Unido».

Mielitis transversa

 

 

El único medio que pudo confirmar el nombre de la enfermedad fue The New York Times y gracias a él se sabe que la enfermedad por la que se han suspendido las pruebas es la mielitis transversa.

 

 

Hasta el momento, ni la empresa ni la casa de altos estudios han reconocido públicamente que se trata de esa enfermedad, pero tampoco lo han negado pese a las consultas. Además, no es seguro que la aparición de ese mal en uno de los 30.000 voluntarios sea consecuencia de haber recibido la dosis experimental.

 

 

La mielitis transversa es una extraña enfermedad neuronal que ataca la médula espinal.  Según la definición de la Clínica Mayo de los Estados Unidos, “a menudo daña el material aislante que cubre las fibras de las células nerviosas (mielina)” e “interrumpe los mensajes que los nervios de la médula espinal envían a todo el cuerpo. Esto puede causar dolor, debilidad muscular, parálisis, problemas sensoriales o disfunción de la vejiga y del intestino”.

 

 

Las causas de la enfermedad son diversas y pueden deberse a incluso infecciones y trastornos del sistema inmunitario que atacan los tejidos del cuerpo, a la esclerosis múltiple, los accidentes cerebrovasculares y más.

 

 

Entre los síntomas están el dolor que comienza en la parte baja de la espalda, las piernas o los brazos; hay hormigueo, frío o ardor cuando hay toques ligeros con la ropa; la debilidad en brazos y piernas se hace presente; se dan problemas urinarios como la incontinencia y/o el estreñimiento.

 

 

Shock mundial

 

 

Este repentino anuncio ha puesto de cabeza al mundo porque la vacuna de AztraZeneca es considerada la principal candidata del mundo y la más avanzada en términos de desarrollo (obvio ignorando a Spuntik V).

 

 

En Estados Unidos aspiraba a una aprobación por la vía rápida antes de las elecciones presidenciales de noviembre. Por su parte, en el Reino Unido, Brasil y Sudáfrica, el estudio de la vacuna estaba entre las fases 2 y 3, de acuerdo a Stat.

 

 

Argentina, México y la Fundación Slim habían llegado a un acuerdo con la farmacéutica en el mes de agosto para fabricarla y luego distribuirla a todos los países de Latinoamérica, con excepción de Brasil.

 

 

Según informó en agosto el presidente de Argentina, Alberto Fernández, el objetivo era elaborar entre 150 y 250 millones de dosis que estarían disponibles a precios accesibles, con un coste individual de entre 3 y 4 dólares.

 

 

AstraZeneca tenía previsto tener su vacuna disponible para el primer semestre de 2021 y estaba considerada como una de las más avanzadas del mundo por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

 

 

Esta es la primera vez que un ensayo clínico de la vacuna contra COVID19 entra en pausa por razones de bioseguridad.

 

Con información de EFE, Infobae y The New York Times.

 

Post a Comment

A %d blogueros les gusta esto: